Cobardes inconsecuentes

He recorrido las oscuras noches de Madrid,
buscando esa luna que simula tu sonrisa,
la que evade mis penas y cautiva mis sueños.
Sueño que me despiertas y al despertar,
descubro que estoy en los brazos de Morfeo,
que soy su títere y él, mi titiritero.
 
Escribiría cien mil cartas marruecas por estar en tu cama,
que la distancia sólo fuera la existente en los mapas
y que tus respiraciones despertasen mis labios.
Al fin y al cabo, sólo escribo utopías;
amores a media luz que prefieren esconderse entre las sombras de mis temores,
con la excusa de mi vértigo, el que tú me produces,
y el verdadero miedo de llegar, arriesgar y perder.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s