Txaka

Los malos días no acaban y yo no aprendo.

El tiempo se ríe de mi, y mientras tanto,

me muero por dentro…

 

Que mal sienta que tanta belleza sea para llorar

y tanta poesía para na poder ni hablar.

 

A veces, cuando callamos es lo mejor que podemos decir.

Hablar para mentir,

no sirve de nada,

y hablar y ser sincero,

sólo hace más grande tu agujero.

Solo admites lo dolorosa que es la realidad de la que huyes.

 

¿Quién dijo que soledad es dolor?

Callar no es no decir,

callar es huir,

callar es escapar del miedo,

consiguiendo la soledad,

esa que en teoría, no queremos a nuestro lado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s