Insomni

Tengo insomnio, y no duermo;

NO DORMIR es el momento más largo del día,

cuando me giro, y no estás…

 

No paro de imaginarte en otras camas.

Veo como otros chicos te observan dormir

y no te describen en sus sueños,

no dejas que te vean.

 

Y pasan los días,

y las noches,

y las sábanas con reproches

preguntando “¿dónde está esa chica que te hacía reír?”

Y… no dejo de pensar las horas.

 

Veo tantas vidas que no son en cada segundo,

que a veces me pregunto

si seré yo el drama oculto

de mi vida como adulto.

 

Veo tantos sueños estando despierto,

que ya no sé si no duermo

porque no puedo

o porque no quiero.

 

NO QUERER.

 

Ya, no sé que hora es,

porque no está tu corazón

dictándome el tic-tac de los segundos.

No están tus labios para despertarme cada mañana,

ni tu cuerpo para insomnizarme de forma voluntaria.

 

Las sábanas duermen con el amanecer,

pero mi cerebro no quiere NO QUERER.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s