Blue Valentine

El día que te vi por primera vez

llevabas tu vestido de cereza,

te vi en la acera,

girando a cámara lenta.

 

Me atreví a conocerte,

a verte desnuda

y a robarte todas las lunas de Marte.

 

Tú no tenías un contrato de exclusividad con mi cuerpo.

Salías con otros,

mientras me vendabas los ojos.

Aguanté hasta que quise reconocer que lo nuestro estaba muerto.

Salí corriendo a ocultarme bajo el alcohol y el tabaco.

No le di importancia a la primavera,

ni al sexo, ni a las musas,

ni si quiera a la bajada de bandera de los corazones rotos.

 

Y hoy, todavía me pregunto si hice lo correcto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s